¿Qué hacer? Las sugerencias de Margo.

 

Cuando Margo Vereijken, una de los propietarios del Castell d'Empordà, dispone de algún tiempo libre le gusta salir del castillo. Sencillamente para relajarse o para disfrutar de la cultura e historia de los alrededores.
1. Pruebe el 'bisbalenc' en la Pastisseria Sans de La Bisbal cuando visite el mercado de los viernes.
2. Comience su día con un paseo matinal por el parque arbolado próximo al castillo.
3. En Aiguafreda y Sa Tuna se encuentran algunas de las más bellas calas y playas de la Costa Brava.
4. La animada y bellamente restaurada ciudad de Girona merece la pena de dedicarle algunas horas de paseo por ella.
5. Disfrute de una bebida y una tapa en el bar La Cova de la Plaza Major de La Bisbal.

Suite Pere Margarit

Cristóbal Colón no descubrió el Nuevo Mundo en solitario. La Isla de Margarita, por ejemplo, fue bautizada dándole el nombre de su acompañante Pere Margarit, quien durante algún tiempo fue dueño del Castell d'Empordà. Tras estudiar la vida y viajes de este capitán, el famoso diseñador Menno Kroon creó una majestuosa ambientación para nuestra exclusiva Suite Pere Margarit. Esta cámara de 80 metros cuadrados fue en su día el dormitorio principal del castillo. Una serie de objetos que originalmente pertenecieron a la familia Margarit y otras reliquias históricas, como una bañera de época victoriana, son elementos que propician una estancia romántica. Para descubrir o disfrutar de nuevos horizontes en sus relaciones.